La caries dental y Blanqueamiento Dental en niños a temprana edad se presenta mayormente en los dientes superiores e inferiores y puede representar ser un problema serio.

Tu niño necesita de dientes fuertes y saludables. Estos dientes le ayudarán a masticar la comida, hablar y tener el espacio suficiente en su encía para la aparición de los dientes adultos.

La caries aparece cuando los dientes de los niños están en contacto con demasiada azúcar. Esta azúcar ayuda a que las bacterias se desarrollen. Los ácidos contenidos en las bacterias pueden causar que los dientes del niño se caigan.

Muchos de los líquidos que el niño toma pueden contener azúcar, incluida la leche, los jugos de frutas y los jarabes. El comer snacks también contribuye a que más azúcar se quede en los dientes del bebé.

La frecuencia con la que el niño ingiere alimentos que contienen azúcar y la permanencia con la que están en contacto con sus dientes es importante para la aparición de caries. Cuando el niño duerme o camina con el biberón en su boca la cantidad de azúcar que se almacena en sus dientes se acrecenta,  aumentando así las probabilidades de la pérdida de dientes temprana debido a caries dental.

La leche materna por sí sola, es el alimento más sano para los dientes de tu bebé, ya que ayuda a detener el crecimiento de bacterias en los dientes y también previene la producción del ácido que origina que los dientes se caigan.

No obstante, cuando se combina la leche materna con bebidas con azúcar, el grado con que se facilita la aparición de caries aumenta significativamente.

Algunas recomendaciones para evitar esto es no darle a los niños biberones con líquidos altos en contenido de azúcar. Cuando el niño duerma, llévalo a la cama con una botella de agua, no jugo, leche u otras bebidas azucaradas. Es recomendable sólo darle al niño fórmulas para 6 a 12 meses. Remover el biberón cuando el niño se ha quedado dormido es importante.

· · · ◊ ◊ ◊ · · ·